Escuela pública, escuelas privadas, homeschooling y… Escuela Viva

La defensa de la escuela pública
La escuela pública, cuando está bien concebida y realmente respaldada por el Estado, es, en nuestra opinión, la mejor modalidad de enseñanza. Basta ver sus resultados en los países donde:

  • las escuelas son pequeñas y poco alejadas de los hogares de los niños o las niñas (lo que evita la fatiga y reduce las posibilidades de violencia, de extorsión, de acoso y facilita el contacto fructífero entre padres y enseñantes),
  • el número de alumnos por clase es razonable (lo que permite a los enseñantes ocuparse de todos),
  • sus instalaciones son agradables y funcionales,
  • los enseñantes han recibido una formación de calidad, en particular en pedagogía y, sobre todo, en pedagogía activa, y
  • los enseñantes son valorados por el Estado, por los medios de comunicación, por la población y están bien remunerados.

La escuela pública es democrática porque es gratuita y, si es como acabamos de describir, permite difuminar un poco las desigualdades sociales para ofrecer a todos los niños y las niñas las mismas posibilidades de éxito.ecole-publique-finlandaise

La tentación de la educación privada y de la educación en el ámbito familiar
Sin embargo, desde hace algunas décadas, sin decirlo, por supuesto, e independientemente de su afiliación política, los sucesivos gobiernos se están desvinculando de la educación, reduciendo los fondos y la formación, tanto cuantitativa como cualitativamente, cerrando escuelas, invirtiendo menos en las obras de modernización, dejando que las situaciones empeoren. La profesión de enseñante de la pública se vuelve cada vez más difícil y penosa. El resultado es una escuela pública menos eficiente, que deja de lado a demasiados niños y, a veces, incluso resulta peligrosa para algunos. En este contexto, es bastante lógico que los padres sean reacios a que sus hijos entren en ella. Los que tienen medios van a escuelas privadas. Los que no pueden permitírselas piensan en la educación en hogar o en el ámbito familiar como solución. Pero la primera solución solo está reservada a un pequeño segmento de la población; y la segunda requiere que, en general, las madres dejen un trabajo y una vida fuera de la familia para consagrarse únicamente a sus hijos o hijas.

La posición de la Escuela Viva
¿Y qué preferimos nosotros? Nosotros preferimos… ¡la felicidad de los niños! Para su desarrollo armonioso, tanto en el plano físico, como en el intelectual, psicológico y social. Por eso nuestros libros defienden y apoyan la pedagogía activa, se practique en la pública, la privada, la escuela o el hogar. Nuestros libros están destinados a todos aquellos –padres, docentes, educadores, psicólogos, logopedas– que invierten en una educación cuyo único propósito es el desarrollo de los niños y las niñas. Porque niños y niñas son el futuro y al ayudarlos a convertirse en personas responsables, equilibradas, generosas, comprometidas, abiertas, curiosas y activas estamos preparando una sociedad mejor para el futuro.

IMG_9770

Más informaciones sobre la escuela en casa.

Deja un comentario