Montessori en casa, cómo empezar

Montessori en casa puede ser una solución óptima para educar a niños y niñas durante este tiempo de pandemia. Aplicar el método y utilizar el material Montessori en el ámbito del hogar presenta numerosas ventajas. Permite seguir un cronograma acorde a los progresos y las edades de los niños y las niñas y resulta útil tanto para profesores como para aquellas personas que no son profesionales de la educación

Una solución para la pandemia

La educación en el hogar afecta cada vez a más familias. Con el aumento de casos de coronavirus en algunos países y el avance de la pandemia, muchos padres comienzan a preguntarse si quieren (o pueden) dejar que sus hijos regresen a la escuela. ¿Es la pedagogía Montessori una solución? ¿Se puede aplicar el método Montessori en casa? A continuación responderemos a estas preguntas.

Sigue leyendo si deseas empezar Montessori en casa y conocer sus ventajas

Las ventajas del método Montessori en casa

Emplear el material Montessori en el ámbito del hogar resulta conveniente en una situación como la actual. No es necesario que sea la única fuente de educación, sino que puede complementar cualquier otra. Vamos a explicar algunas de sus ventajas

Un material fácil de fabricar

La pedagogía Montessori se puede aplicar a niños a partir de los 2 años. Para los más pequeños, ya tenemos en casa el material necesario: botes pequeños para “verter”, servilletas para “doblar”, cajones, bandejas, objetos para abrir y cerrar, ropa para abrochar y demás.  A todo ello se le denomina vida práctica, en la educación Montessori.

Montessori en casa, actividades de vida práctica
Las actividades de la vida diaria (vida práctica) son educativas para los niños: les dan confianza y desarrollan numerosas competencias.

El material de vida sensorial para niños de 2 a 6 años va adquiriendo cada vez mayor complejidad, pero lo podemos hacer nosotros mismos por poco dinero, es fácil: las cajas de colores, la torre rosa, la escalera marrón, los listones rojos, el gabinete de geometría, los triángulos constructivos, la tabla de Pitágoras y tantos otros. Es posible fabricarlo todo de una manera sencilla.

Asimismo, muchos materiales Montessori para la educación primaria se pueden hacer en casa.

En casa disponemos de la mayoría de material Montessori para la vida práctica y el resto podemos fabricarlo nosotros por poco dinero.

El material como soporte pedagógico

La ventaja de todo este material Montessori reside, de entrada, en que resulta atractivo para el niño y que lo manipula como si fuera un juego. También es un buen apoyo progresivo para los padres que no saben cómo hacer la escuela en casa (homeschooling). Sobre todo, si siguen una cronología que les indica en qué orden y a qué edad deben proponer al niño cada material.

Como cada material Montessori sirve para introducir solo un nuevo concepto a la vez, el niño aprende de manera regular, sin correr el riesgo de saltarse etapas.

Cronograma del libro Montessori Paso a paso sobre el lenguaje. Montessori en casa
El cronograma del libro Montessori Paso a paso sobre el lenguaje.

Algunos consejos para empezar

Documentarse

Montessori en casa. Empieza leyendo El niño, el secreto de la infancia.
Si quieres leer un libro de Maria Montessori,empieza por El niño.

La aplicación de la pedagogía Montessori no se puede improvisar. Si queremos aplicar Montessori en casa, debemos formarnos antes. La lectura de los libros de Maria Montessori ayuda a comprender la «filosofía» de su pedagogía: en particular en lo que respecta a su concepción del niño y el cometido del educador. Sin embargo, puede resultar demasiado teórica para algunos padres y madres que hayan decidido aplicar Montessori en el hogar.

Para ayudarte de una forma más concreta y directa, también existen guías prácticas (colección Montessori Paso a paso – Escuela Viva Editorial) y formaciones en línea sobre Montessori en casa.

Organizarse con calma

Empezar la escuela en casa puede dar un poco de miedo al principio. Por tanto, debemos desistir de hacerlo todo a la vez; por el contrario, intentemos organizarnos poco a poco. Elije el aula, es decir, el lugar de la casa que será «la clase», pon el material a disposición del niño a medida que se lo vayas presentando. Si ya has fabricado algunos materiales para más tarde, guárdalos en un armario. No quemes etapas y tómate tu tiempo. Deja que el niño trabaje solo con el material Montessori, después que se lo hayas presentado: como cada material tiene su propio sistema de control del error, el niño puede trabajar de manera independiente y saber si ha tenido éxito o fracasado, sin esperar tu juicio.

Para empezar Montessori en casa, nuestro consejo es que no intentes hacerlo todo de golpe, tómatelo con calma y organízate bien.

Por último, estate tranquilo: el método Montessori permite que el niño progrese de manera segura. Si sigues las instrucciones de la formación que has elegido, obtendrás rápidamente buenos resultados.

Evitar escollos al aplicar Montessori en casa

Por tanto, la pedagogía Montessori permite hacer la escuela en casa (homeschooling) confiando en progresiones precisas y material eficaz. Montessori en casa evita dos escollos esenciales:

  • el de limitarse a seguir los libros de texto de una manera demasiado tradicional, lo que aburre y desmotiva a los niños,
  • el de explicar mal los conceptos al niño cuando no se es un especialista de la enseñanza.

Deja un comentario