La gramática Montessori

La gramática Montessori se presenta al niño o la niña entre los 5 y los 7 años. Ya ha aprendido a leer y en esta etapa desarrolla un gusto por las palabras y por ampliar cada vez más su vocabulario.

Maria Montessori sabía que a los niños les atraen las formas y los colores. En Montessori, la palabra clave cuando se trata de aprender gramática es concreto. Y esto por muchas razones. El niño utiliza sus manos para aprender gramática, toca un material creado específicamente para ello. Percibe con la vista símbolos de colores que le ayudan a comprender la sintaxis de una manera sensorial e instintiva, sin tener que recurrir a explicaciones complejas y reglas intimidatorias.

La gramática Montessori: una práctica de pedagogía activa

Como en todas las pedagogías activas, en Montessori los niños y las niñas aprenden gramática porque la necesitan. No es una práctica abstracta, desvinculada de todo significado y utilidad. Niños y niñas llegan a comprender muy temprano que saber gramática les ayuda a entender mejor un texto y que sus propios escritos se entenderán mejor si respetan la gramática.

Por otro lado, hay un aspecto muy lúdico en el descubrimiento de la gramática, gracias a los símbolos gramaticales Montessori. Los niños educados en la pedagogía Montessori aprenden gramática mediante un material denominado los símbolos gramaticales.

El sustantivo, el verbo, el adjetivo se vuelven concretos

Los símbolos gramaticales son pequeños objetos hechos de madera de colores. Confieren una existencia física a los diferentes tipos de palabras.  Cada objeto representa un tipo de palabra, o lo que en la pedagogía tradicional se denomina «categoría gramatical» o, simplemente partes de la oración. En la presentación se utilizan objetos (símbolos gramaticales) de tres dimensiones.

Los símbolos en 3 dimensiones, usados en la gramática Montessori
Los símbolos gramaticales Montessori en tres dimensiones.

Luego, para manipularlos en su trabajo diario, el niño usa esos mismos objetos, pero bidimensionales.

Los símbolos en 2 dimensiones, utilizados en la gramática Montessori
Los símbolos gramaticales en dos dimensiones, para el uso diario en el aprendizaje de la gramática Montessori.
  • El nombre (o sustantivo) es un gran triángulo negro, con una base sólida como una afirmación de su papel principal en la oración.
  • El pronombre, un largo triángulo púrpura, es una especie de fantasma del nombre,
  • El adjetivo es un gran triángulo azul oscuro.
  • El artículo (o determinante) es un pequeño triángulo azul cielo.

Los tres últimos símbolos son los «servidores» del nombre, de ahí que tengan una forma parecida.

Los cuatro juntos forman el grupo nominal, fácil de identificar. El niño comprende de manera instintiva la relación que hay entre ellos.

  • El verbo es un círculo rojo. Su representación en tres dimensiones es una esfera, que siempre rueda, siempre en acción… como el verbo.
  • El adverbio es un círculo naranja, más pequeño. Es el «servidor» del verbo porque su función es completarlo.

Una vez más, la relación visual es directa y facilita la identificación del grupo verbal.

Por último, hay tres pequeños símbolos: el arco verde para la preposición, el guion rosa para la conjunción y el signo de exclamación dorado para la interjección. Este último no siempre se usa.

Puede fabricar los símbolos gramaticales Montessori en dos dimensiones usted mismo.

La presentación de los símbolos gramaticales

Como muchos de ustedes ya saben, cada vez que se introduce un nuevo material Montessori es necesario presentárselo al niño. Presentárselo siguiendo ciertas premisas para que sea eficaz.

Algunos educadores presentan los símbolos en tres sesiones, aplicando en cada una lo que denominamos la lección en tres tiempos, una para el grupo verbal, otra para el grupo nominal y otra para los símbolos restantes.

En su lugar, nosotras recomendamos que la presentación de los símbolos gramaticales se haga de una manera muy gradual y concreta. A medida que el niño va encontrado los diferentes tipos de palabras en su trabajo, el educador o la educadora presenta los nuevos símbolos correspondientes. Esto se hace de forma progresiva y sin prisas. Por tanto, el niño establece un vínculo directo entre la palabra, su naturaleza y el símbolo que la representa. E incluso comienza a identificar de manera intuitiva sus funciones (sujeto, complemento y otras).

Para más detalles sobre el proceso, aquí pueden ojear un extracto de El Lenguaje de la colección Montessori paso a paso, en el que se presenta al niño el artículo, el nombre y el adjetivo.

Ejemplo de uso de los signos gramaticales Montessori.

Cómo usa el niño los símbolos gramaticales

Cuando el niño haya asimilado los símbolos y, sobre todo, lo que representan, podrá empezar a trabajar con los grupos nominales. Usted habrá escrito una serie de grupos nominales en hojas en blanco con las palabras bien espaciadas. El niño pondrá los símbolos encima de las palabras o bien simplemente dibujará los símbolos encima de ellas.

Luego hará lo mismo con oraciones completas.

Asimismo, usted también puede fabricar sellos de cada uno de los símbolos gramaticales, para un uso diario y lúdico, son prácticos y agradables de usar.

sellos de los símbolos gramaticales Montessori
Sellos de los símbolos gramaticales Montessori, hechos en casa.

Como vemos, la pedagogía Montessori incorpora elementos táctiles y lúdicos, de tal manera que convierte en un placer un tema, como la gramática, que a muchos niños se les atraganta por resultarles pesada y ardua.

También vemos que el uso de este material no es fijo y se puede adaptar según los educadores y, sobre todo, según los gustos de los niños. La propia Maria Montessori insistió en que los niños se apropiaran del material y en que los educadores adaptaran la forma y la manera de presentarlo, si lo creían necesario, siempre con el objetivo de facilitar la comprensión del niño.