Astronomía, clave de la educación cósmica Montessori

La astronomía ocupa un lugar más importante en la educación Montessori que en otras pedagogías. Las niñas y los niños deben tener una visión del universo en el que se encuentran para ser conscientes de que forman parte de un todo, para lograr vivir en armonía con él y considerarse miembros de la gran familia humana. No es solo porque lo diga Maria Montessori; la astronomía, la astrofísica, el universo, su historia, su descubrimiento constituye un tema apasionante para niñas y niños, y para muchos adultos.

El niño de 6 años y el universo

Según Maria Montessori, en el niño de 6 años, o para ser más precisos en el niño que empieza a perder sus dientes de leche, tiene lugar una transformación muy importante: después de haberse ocupado, casi en exclusiva, de cosas concretas y prácticas, descubre el poder de su imaginación. A partir de esta edad, el niño o la niña es capaz de adquirir la noción de continuidad en el tiempo y el espacio y proyectarse en ellos.

En la pedagogía Montessori, elegimos este momento para hablarle del universo, las estrellas, los planetas, el sistema solar, la aparición de nuestra Tierra, y la aparición y la evolución de la vida. Se trata de la «educación cósmica». El objetivo es que el niño se sienta conectado con todo lo que existe, que se sienta parte de un todo que debe ser respetado y preservado.

El Sol, estrella enana amarilla. Astronomía Montessori
El Sol, una estrella enana amarilla de gran importancia para nosotros.

Maria Montessori habla de la importancia de la idea del universo

Si la idea del universo se presenta al niño de la manera correcta, hará más por él que simplemente despertar su interés, ya que creará en él admiración y asombro, un sentimiento más elevado que cualquier interés y más satisfactorio. La mente del niño ya no vagará, sino que se fija y puede funcionar. El conocimiento que adquiere es organizado y sistemático; su inteligencia se vuelve concreta y completa debido a la visión del todo que se le ha presentado, y su interés se extiende a todos, porque todos están vinculados y tienen su lugar en el universo en el que se centra su mente

Maria MONTESSORI, La educación de las potencialidades humanas
Sigue leyendo